Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí la selección semanal de Pulso Urbano

No, gracias

life style, moda

De modelo a “buena esposa” cristiana

lifestyle11

“Me estaban pagando por quitarme la ropa y posar provocativamente para estimular a los hombres. Ya no se trataba de ser una modelo de ropa; me sentía como un trozo de carne“. Año 2011, Kylie Bisutti, de 21 años, acaba de protagonizar un sesión de fotos para una revista masculina. El fotógrafo no ha parado de animarla durante la sesión con frases como “súbete más la camiseta”, “hazlo cómo si no llevases ropa interior”, “esto es lo que hacen las modelos de Victoria’s Secret”, “si quieres ser como Gisele, esto es lo que debes hacer”. Al día siguiente, Bisutti se rompe y echa a llorar. “Estaba en mi habitación, me puse de rodillas y comenzé a rezar: Dios, ¿por qué me hiciste ganar el concurso de Victoria’s Secet si me iba a sentir de esta manera? No estoy honrando a mi marido. ¡Solo quiero respuestas!“.

Así comenzó, hace unas semanas, el artículo que la propia Bisutti escribió en el New York Post explicando por qué “dejé mi carrera de modelo por Dios”. La exmodelo, que creció en Las Vegas y empezó a posar con 8 años, narraba en el texto cómo después de haber conseguido vencer a otras 10.000 participantes en la competición que Victoria’s Secret organiza anualmente, y tras desfilar en el show de 2009 junto a tops como Alessandra Ambrosio y protagonizar algunas editoriales en lencería, decidió dar carpetazo a su carrera para irse a vivir a Montana junto a su marido, “disfrutar del aire libre y ser voluntaria en nuestra iglesia”.

Bisutti, la modelo devota que colgó sus alas para satisfacer a Dios, publica hoy en EEUU el libro No soy un ángel: de modelo de Victoria’s Secret a modelo de conducta y está a punto de lanzar su propia línea de ropa “cristiana y decente”, además de compaginar su labor de conferenciante en tours y su blog personal en el que no se corta en recomendar a sus lectores: “No sigas a tu corazón, sigue a Jesús”. Y es que si una deja caer en un periódico que desde la firma lencera le insinuaron tener una cita con “un famoso que le había echado el ojo en el desfile”, o escribe frases como “mi compañera de piso, también modelo, era tan bulímica que vomitaba involuntariamente cuando comía” o “rechacé la ofera de participar en ‘Dancing with the stars’ (el Mira Quién Baila de EEUU)porque no quería bailar con ningún hombre que no fuese mi marido”, sabe que va a captar la atención de la prensa.

Compartir esta entrada:
De modelo a “buena esposa” cristiana Reviewed by on 03/12/2014 .

“Me estaban pagando por quitarme la ropa y posar provocativamente para estimular a los hombres. Ya no se trataba de ser una modelo de ropa; me sentía como un trozo de carne“. Año 2011, Kylie Bisutti, de 21 años, acaba de protagonizar un sesión de fotos para una revista masculina. El fotógrafo no ha parado