Publicidad Cerrar X

Suscribite a nuestro Newsletter

Recibí la selección semanal de Pulso Urbano

No, gracias

tecno

¿Nuevas niñeras electrónicas?

bebe-ouvindo-musica_0

La televisión ya no está sola en el trabajo de niñera electrónica: tablets, celulares inteligentes y similares se han convertido en recursos para calmar el llanto o el aburrimiento del bebé.

Al respecto se pronunciaron los investigadores de la Boston University School of Medicine de los Estados Unidos, en un trabajo publicado en la revista “Paediatrics”: los ubicuos dispositivos móviles, utilizados como “chupetes electrónicos” para calmar a los bebés, impiden que aprendan a controlar sus propias emociones, que permanecen artificialmente ocultas bajo la oferta de distracciones vistosas.

Su uso permanente en la primera infancia “puede interferir en el desarrollo de la empatía y en la adquisición de herramientas para la resolución de problemas, cualidades que típicamente se obtienen mediante la exploración, el juego no estructurado y la interacción con coetáneos”, declaró la doctora Jenny Radesky, quien participó del estudio.

Estudios precedentes indicaron que los e-books y otros medios interactivos, e incluso las aplicaciones para aprender a leer, pueden ser útiles en la educación de chicos en edad pre-escolar o mayores. En niños más pequeños, en cambio, su uso distractivo puede deteriorar el desarrollo social y emocional.

Este estímulo indeseado también puede impedir la realización de actividades prácticas relacionadas con el desarrollo de habilidades de los sentidos y de la motricidad, que constituyen la base para el aprendizaje.

La vieja polémica sobre la televisión retorna con nuevos matices, derivados de las características de estos aparatos. La recomendación sobre la que coinciden los especialistas es la de dedicar, más que nunca, una presencia activa y atenta, con mayor calidad de tiempo, a los nuevos integrantes de la familia.

Compartir esta entrada:
¿Nuevas niñeras electrónicas? Reviewed by on 31/03/2015 .

Según un estudio reciente, su abuso obstaculiza el desarrollo social y emocional de los bebés y la adquisición de herramientas para la resolución de problemas. Una polémica que recién empieza.

×